Mostrando el único resultado

La función principal de los bastidores de tufting son prevenir las arrugas y pliegues en la tela base, asegurando que se pueda tener un resultado final limpio y profesional. Por este motivo, son herramientas básicas cuando queremos tener un buen equipo de trabajo.

¿Qué tipos de bastidores de tufting puedes encontrar?

Los bastidores de tufting están disponibles en diferentes tamaños en el mercado. El tamaño del bastidor lo determinará el proyecto que vayas a desarrollar, porque siempre hay que escoger uno que se adapte por completo a tus necesidades.

Estos pueden ser usados con o sin patas dependiendo del modelo, y normalmente vienen listos para que puedas poner tu tela en ellos. Además, suelen tener un sistema de fijación, con el que se puede poner donde quieras y fijarlo a cualquier tipo de mesa o encimera.

Algunos marcos son muy completos, por lo que puedes conseguir siempre una opción tanto para principiantes como para profesionales del tufting.

¿Cómo elegir bien el bastidor para tufting?

Debes asegurarte de que el bastidor de tufting que vayas a escoger cuente con listones de tensado, así como la tornillería necesaria. Los más completos pueden traer escuadras, soporte de conos y guía de salida del hilo.

Siempre es importante comprar un bastidor de buena calidad, para que puedas conseguir siempre un trabajo perfecto. Ten en cuenta que, estos bastidores suelen venir desarmados, por lo que tienes que asegurarte de tener las herramientas necesarias para acabar con el montaje.

Lo ideal es comprar bastidores que estén fabricados en madera, porque son los que tienen una mayor calidad y ofrecen una excelente resistencia durante su uso.